Tribuna

Mejores empresas: la salida a la crisis del coronavirus

Un trabajador con medidas de seguridad en la empresa

Salvaguardar a las pequeñas y medianas empresas frente a la crisis requiere soluciones urgentes y un plan a largo plazo, con más cooperación y financiamiento.

A nivel global, las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) son uno de los actores económicos que padecen de manera más cruel las medidas de confinamiento adoptadas para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

En América Latina, las proyecciones son preocupantes: la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estima que más de 2,7 millones de empresas formales podrían cerrar (2,6 millones de las cuales serían microempresas), lo que implicaría una pérdida de 8,5 millones de puestos de trabajo.

Nuestros gobiernos están enfrentando simultáneamente varios retos en un escenario histórico inédito, con menor interdependencia productiva y comercial en un contexto de multilateralismo débil, con caída de remesas y aumento del desempleo.

Hay que sumarle que se trata de una región con poco espacio para aumentar su gasto fiscal por el mayor endeudamiento y sus limitados ingresos fiscales.

Todo esto implica un problema grave para el presente y para el futuro: las empresas que están naciendo y las que estaban creciendo lo hacen en un contexto muy hostil.

Nuestros gobiernos están enfrentando simultáneamente varios retos en un escenario histórico inédito

Medidas urgentes y estrategias a largo plazo

Los gobiernos están implementando políticas activas de acompañamiento de las PYMES, tales como acceso al crédito para pagar sueldos, financiamiento para capital de trabajo, asistencia técnica, fortalecimiento de capacidades, apoyo a las exportaciones y medidas de protección del empleo.

Desde la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) realizamos un relevamiento periódico de todas estas iniciativas para compartir información entre los países.

Con las luces puestas en la urgencia, estas medidas también hacen frente a la necesidad de potenciar la integración productiva en cadenas y conglomerados, y de fomentar la innovación como pilares para pensar una estrategia de desarrollo a largo plazo.

Las estrategias de innovación abierta adquieren cada vez más vigencia ante el aumento de la deslocalización de empresas y la dificultad de insertarse en las cadenas globales.

La posibilidad de incubar nuevos proveedores y posicionar PYMES dinámicas en los nodos globales de producción obliga a fortalecer las alianzas entre las grandes empresas y los ecosistemas locales para identificar oportunidades en las cadenas productivas.

Por ello, SEGIB viene impulsando una agenda de trabajo entre los gobiernos y las empresas para potenciar aún más estas alianzas.

 

Políticas de transformación digital

La transformación digital es el fenómeno que más se ha acelerado en el marco de la pandemia.

La urgencia del momento impulsó el teletrabajo, el comercio electrónico y la digitalización de la gestión y la producción.

Se torna fundamental acompañar a las PYMES para incorporar la tecnología a los negocios y aportar nuevas maneras de pensar y adaptarse a las demandas del nuevo cliente digital.

Hasta hace algunos meses decíamos que el futuro de nuestras PYMES era digital, hoy debemos reconocer que es el presente

Garantizar el acceso es un compromiso de los gobiernos iberoamericanos que, en la mayoría de los casos, han adoptado políticas en esa dirección.

Desde la SEGIB hemos puesto en marcha el estudio “Políticas de Transformación Digital para PYMES en el Espacio Iberoamericano”, financiado por el Fondo Chileno de Cooperación Sur-Sur Iberoamericano, que ha indagado sobre la política pública en la materia en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, México y Portugal.

Los resultados preliminares se expusieron durante el webinar «La transformación digital de las PYMES iberoamericanas en tiempos de pandemia»

Hasta hace algunos meses decíamos que el futuro de nuestras PYMES era digital, hoy debemos reconocer que es el presente.

 

Más recursos y financiación

Este problema global necesita una respuesta global, que garantice los recursos que hacen falta para hacer frente a las consecuencias económicas, y un compromiso cabal de los organismos multilaterales de crédito.

Del mismo modo, hace falta potenciar la productividad y competitividad de las PYMES desde la integración productiva, la innovación y la transformación digital.

El espacio iberoamericano es una comunidad de cooperación horizontal con enorme potencial para impulsar más y mejores empresas que generen empleos de calidad y hagan su aporte al desarrollo sostenible.

Los argumentos expuestos en esta tribuna responden en exclusiva al punto de vista del autor, que es responsable de las opiniones manifestadas, y no reflejan en ningún caso la postura de la SEGIB

categorías:

Análisis COVID-19 Economía Emprendimiento Empresa Tribuna


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información
Recibe una alerta cuando esté disponible un nuevo especial temático sobre la cooperación en Iberoamérica en nuestro portal somosiberoamerica.org
* campo requerido
Idioma

Secretaría General Iberoamericana usará la información que nos proporciones en este formulario para estar enviarte actualizaciones del portal Somos Iberoamérica e información relacionada.

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo click en el enlace del pie de nuestros emails.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.