Tribuna

Cooperación entre China y América Latina y el Caribe

Foto: Cancilleria Ecuador

En el siglo XXI, la sociedad humana enfrenta diversos desafíos de desarrollo sostenible, como la extrema pobreza, la desigualdad dentro y entre los países, la crisis económica, el desempleo juvenil, las enfermedades y desastres naturales, los refugiados y problemas humanitarios, el agotamiento de los recursos naturales, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático.

China es el país más grande en desarrollo con una población de más de 1.390 millones y la segunda economía mundial. La región de América Latina y el Caribe (ALC) es conocida por su diversidad cultural y natural con aproximadamente 653 millones de personas.

Para lograr el desarrollo sostenible, China y América Latina y el Caribe comparten responsabilidades comunes pero diferenciadas (RCPD).

China tiene una relación muy fuerte en el área  política y económica con América Latina y el Caribe. En este sentido, se ha establecido una Alianza Estratégica Integral con Brasil (2012), Perú (2013), México (2013), Argentina (2014), Venezuela (2014), Ecuador (2016) y Chile (2016). Así como una Asociación Estratégica con Costa Rica (2015) y Uruguay (2016), se anunció una Asociación Amistosa de Desarrollo Común con Jamaica en 2005.

China es ahora el segundo socio comercial más grande de la región y el mayor socio comercial de varios países en esta región. Por su parte, América Latina y el Caribe exporta principalmente productos agrícolas, minerales y materias primas a China.

Ambas regiones deben profundizar el diálogo y fortalecer la cooperación en el área del desarrollo sostenible.

Existe cierta preocupación sobre los impactos ambientales y sociales que las inversiones chinas, los proyectos de infraestructura y las oportunidades de mercado pueden tener en la región. Cuestiones todas ellas a las que China no es ajena.

La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas brinda nuevas oportunidades para la cooperación entre China y América Latina y el Caribe.

En enero de 2018 se celebró en Santiago de Chile la Segunda Reunión Ministerial del Foro de China y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Foro China-CELAC). Este año también marca el tercer año para implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) desde el 1 de enero de 2016.

China y América Latina y el Caribe han adquirido una rica experiencia en la implementación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), especialmente en el ODM1 (Erradicar la pobreza extrema y el hambre), el ODM2 (Lograr la enseñanza primaria universal) y el ODM4 (Reducir la mortalidad infantil).

La Agenda 2030 brinda oportunidades históricas a América Latina y el Caribe, incluidos temas importantes de esta región, como la reducción de la pobreza, la justicia social, el desarrollo económico, la protección ecológica y el cambio climático. El Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible se estableció como un mecanismo regional para el seguimiento y la revisión de la implementación de la Agenda 2030 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en 2016.

Varios países de la región de ALC tienen sus institutos y políticas nacionales para la Agenda 2030.

China otorga gran importancia a la implementación de la Agenda 2030.

En este sentido, la implementación de la Agenda 2030 está incluida en el XIII Plan Quinquenal de Desarrollo Económico y Social de la República Popular de China (2016-2020) publicado en marzo de 2016.

Así mismo, en abril de 2016, se publicó el Documento de Posición sobre la Implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Y en septiembre de 2016, el G20 adoptó el Plan de Acción del G20 sobre la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en la Cumbre en Hangzhou.

Por su parte, en octubre de 2016, se publicó el Plan Nacional de Implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de China traduciendo cada objetivo de los ODS en acciones chinas.

Igualmente, cabe destacar, el 21 de agosto de 2017, el establecimiento del Centro de Conocimiento Internacional sobre Desarrollo (Center for International Knowledge on Development, CIKD) para proporcionar una plataforma para el intercambio de experiencias de desarrollo, la promoción de la cooperación Sur-Sur y la implementación de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030.

China está dispuesta a trabajar con América Latina y el Caribe en el desarrollo sostenible. El Plan de Cooperación China-América Latina y el Caribe (2015-2019) y la Declaración de Beijing de la Primera Reunión Ministerial del Foro CELAC-China en enero de 2015 enfatizan la colaboración y el diálogo y la consulta sobre el desarrollo sostenible para ambas partes.

El Documento sobre la Política de China Hacia América Latina y el Caribe, publicado en noviembre de 2016, destaca que China está lista para trabajar con los países de América Latina y el Caribe en la implementación de la Agenda 2030 y brindar apoyo y asistencia dentro de sus capacidades.

El Plan de Acción Conjunto de Cooperación en Áreas Prioritarias CELAC-China (2019-2021) basado en la Segunda Reunión Ministerial del Foro China-CELAC en febrero de 2018 enfatiza su voluntad de apoyo a la implementación de los países de América Latina y el Caribe en el 2030 Agenda y compartir su experiencia en la reducción de la pobreza y la formulación de políticas públicas y la implementación de la protección ambiental.

China y la región de ALC podrían aprender de la experiencia

A continuación, señalo algunas sugerencias para la cooperación entre China y América Latina y el Caribe en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

En primer lugar, China y la región de ALC podrían aprender de la experiencia de ambas partes en la implementación de los ODM.

Segundo, China y la región de ALC podrían comprender mejor los desafíos y oportunidades en la implementación de la Agenda 2030 y alcanzar los ODS de ambas partes a través de intercambios y diálogos académicos y civiles.

En tercer lugar, China y la región de ALC podrían establecer mecanismos y plataformas oficiales para establecer los temas relevantes de la Agenda 2030 y los ODS.

En cuarto lugar, podría haber más estudios y diálogos sobre cómo las iniciativas de China (la Iniciativa de la Franja y la Ruta –the Belt and Road Initiative-, Una Comunidad de Futuro Compartido para La Humanidad –The Community of Shared Future– etc.) y las iniciativas regionales y nacionales de la región de ALC podrían integrarse con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y se benefician mutuamente la implementación de dicha agenda.

Los argumentos expuestos en esta tribuna responden en exclusiva al punto de vista del autor, que es responsable de las opiniones manifestadas, y no reflejan en ningún caso la postura de la SEGIB

categorías:

Agenda 2030 Ayuda al Desarrollo Cooperación Economía Globalización Noticias destacadas ODS Relaciones Internacionales Tribuna

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información