Tribuna

Una década del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social (CMISS)

Los sistemas de Seguridad Social tienen su razón de ser en la cobertura en caso de pérdida de ingresos por enfermedad, accidentes, maternidad, paternidad, imposibilidad de trabajar por el cumplimiento de una determinada edad o fallecimiento. La preocupación por garantizar unas prestaciones suficientes y adecuadas ha sido una constante en la planificación de la acción protectora de estos sistemas.

Los movimientos migratorios suponen un reto importante en este objetivo, puesto que trabajadores con cotizaciones en diferentes países pueden no tener cada uno el período mínimo para acceder a los beneficios en terceros países.

La globalización ha dado lugar a un fenómeno aún más complejo, pues ha impulsado la movilidad de trabajadores/as de uno o dos países, sobre todo los que forman parte de una región concreta, como América Latina. Ello aumenta la posibilidad de que un trabajador tenga una larga carrera contributiva dividida en distintos países.

¿Cómo funciona el Convenio?

El Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social (CMISS) es uno de los resultados más destacados de las Cumbres Iberoamericanas y se inspira en los reglamentos de coordinación de legislaciones en materia de Seguridad Social de la Unión Europea.

Precisamente este año 2021, que cierra el 30º aniversario de las Cumbres Iberoamericanas, se cumple también una década de la entrada en vigor de este instrumento legal que protege los derechos de más de 400 millones personas en nuestra región.

El Convenio Iberoamericano de Seguridad Social protege los derechos de más de 400 millones de personas en Iberoamérica

El CIMSS asegura la protección frente a la incapacidad para trabajar por enfermedad o accidente, jubilación, fallecimiento, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de los trabajadores, y sus familiares, que hayan cotizado en varios países donde esté en vigor dicho Convenio y su acuerdo de aplicación. El convenio posibilita, además, la totalización de los periodos cotizados en cada país para el reconocimiento de las prestaciones.

De este modo, una persona que por ejemplo haya cotizado en Argentina, en Bolivia y en España, tendrá derecho a una pensión de jubilación y además percibir su pensión en su país de residencia.

El Convenio también facilita el proceso administrativo, permitiendo una tramitación transparente y fluida de los expedientes. De este modo, las solicitudes deberán presentarse en el país de residencia del trabajador, o sus familiares y la Administración de este país se encargará de coordinar con el resto de países donde el trabajador ha cotizado. Esto permite derribar barreras administrativas para los solicitantes, lo que facilita el acceso a los derechos que se puedan reconocer.

Hacia una ciudadanía iberoamericana

El Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social entró en vigor en mayo de 2011 y ha beneficiado a más de 86.000 trabajadores. Actualmente ha sido ratificado, y por tanto incorporado a las legislaciones nacionales de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Paraguay, Portugal, Uruguay, Venezuela y más recientemente en julio de 2020 por República Dominicana. Esperamos que próximamente se sumen también Colombia y Costa Rica.

Su entrada en vigor y ratificación por nuevos Estados supone algo todavía más profundo e importante: la construcción de un sentido de pertenencia y una noción de ciudadanía iberoamericana que va más allá de las fronteras nacionales, a partir de un asunto tan vital como las pensiones.

El impulso constante de la Organización Iberoamericana de la Seguridad Social (OISS) ha sido clave para la negociación, ratificación y aplicación de este convenio, al dinamizar las negociaciones entre gobiernos, informar de sus beneficios, realizar acciones de difusión y formación, que han ayudado a derribar las reticencias que en un primer momento se generaron.

La OISS mantiene su trabajo para la incorporación del mayor número posible de países al Convenio, en su condición de organismo internacional que promueve la coordinación, intercambio y aprovechamiento de experiencias mutuas en Seguridad Social y protección social.

La pandemia Covid-19 ha mostrado el crucial papel que juegan los sistemas de protección social.

En este sentido hay que tomar en cuenta que el Convenio Multilateral Iberoamericano de la Seguridad Social ha sido adoptado en una comunidad de países que carecen de un acuerdo de integración jurídica previa.


La secretaria general de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), Gina Magnolia Riaño amplía en este video el alcance e importancia de este Convenio que ha significado un antes y un después en la vida de miles de iberoamericanos.

Los argumentos expuestos en esta tribuna responden en exclusiva al punto de vista del autor, que es responsable de las opiniones manifestadas, y no reflejan en ningún caso la postura de la SEGIB

categorías:

30 aniversario Cumbres Análisis Ciudadanía Cumbres Iberoamericanas Garantías Sociales Organismos Iberoamericanos Seguridad Social Tribuna


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información
Recibe una alerta cuando esté disponible un nuevo especial temático sobre la cooperación en Iberoamérica en nuestro portal somosiberoamerica.org
* campo requerido
Idioma

Secretaría General Iberoamericana usará la información que nos proporciones en este formulario para estar enviarte actualizaciones del portal Somos Iberoamérica e información relacionada.

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo click en el enlace del pie de nuestros emails.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.