Emprendimiento

Agrocrédito contra la pobreza rural

La República Dominicana es una de las economías con mayor crecimiento en América Latina. Sin embargo, el 32% de la población se encuentra por debajo del umbral de la pobreza, y casi un 6% en situación de pobreza extrema (PNUD). Todo ello se acentúa y concentra en el ámbito rural donde un 64,4% de la población vive en situación de pobreza y un 26,6% en pobreza extrema, siendo la pobreza rural uno de los mayores desafíos del país.

En este contexto, el pequeño productor de República Dominica ha sufrido tradicionalmente una importante limitación para acceder a la financiación necesaria para mantener y desarrollar su actividad agropecuaria.
Esto constituyó el origen del Agrocrédito, que nació con la vocación de satisfacer adecuadamente las necesidades financieras de los productores y emprendedores agropecuarios de la Base de Pirámide dominicana, y luchar así contra la pobreza rural.

Este crédito agropecuario ha constituido un hito a nivel de la industria microfinanciera en un país como la República Dominicana. Se trata del primer crédito agropecuario creado en el país de manera sostenible y diseñado a medida de la pequeña agricultura dominicana, es decir, atendiendo a las necesidades de financiación y estando adecuado a las dinámicas productivas de los empresarios agrícolas y pecuarios de las MiyPES (Micro y Pequeña Empresa).

superar los retos intrínsecos de atender al contexto agropecuario y conseguir la inclusión financiera de emprendedores y productores de forma sostenible

Con ello, el Agrocrédito ha conseguido su principal objetivo: superar los retos intrínsecos de atender al contexto agropecuario y conseguir la inclusión financiera de emprendedores y productores de forma sostenible.
Desde su lanzamiento, el producto ha llegado a atender a más de 19 mil personas habiendo desembolsado más de 14,6 millones de dólares en 21 zonas rurales. Un 23% de estos créditos fueron concedidos a mujeres, superando así el nivel nacional de acceso a financiación por parte de la mujer rural, y con una tasa de morosidad del 2,28%, siendo esta inferior a la tasa de otros productos del banco.

El éxito del producto financiero radica en ser un producto relevante, demandado y adaptado.

En primer lugar, los montos, plazos y condiciones crediticias varían según los diferentes perfiles de diversificación productiva y de riesgo de los productores. A su vez, se complementa el servicio con educación financiera al productor, en temas relacionados a la gestión de riesgos de su actividad agropecuaria. Además, es un producto accesible a través de una garantía solidaria o prendaria, sin necesidad de tener que presentar certificados de titularidad de las parcelas, aspecto que, por lo general, limita el acceso a servicios financieros de los pequeños productores rurales en muchos países.

Los importes oscilan aproximadamente entre los 60 USD hasta los 7.000 USD, y el perfil de cliente son productores en edades comprendidas entre los 20 y 70 años, que cuentan con menos de 3 hectáreas, dedicados a la agricultura familiar y que colocan sus excedentes en los mercados locales, con productos como la habichuela, el arroz, o el banano, entre otros.

Desde el lanzamiento de su proyecto piloto en 2011, las modalidades de pago del Agrocrédito se han ido sofisticando hasta llegar a las más innovadoras y de mayor riesgo, como es el pago al vencimiento, el cual contempla un solo pago del capital más intereses al final del plazo del préstamo, justo cuando el productor ha podido vender su cosecha y tiene liquidez para cancelar su préstamo. Esta consideración del ciclo productivo y dinámica de ingresos del pequeño productor constituye la principal ventaja comparativa de nuestro crédito agropecuario.

se han desarrollado adecuaciones tecnológicas de los diferentes dispositivos digitales y se han seleccionado y formado a los oficiales de crédito en conocimientos agropecuarios

El Agrocrédito fue creado hace seis años por el Banco de Ahorro y Crédito ADOPEM, Fundación CODESPA con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo – AECID. En el año 2017, el resultado de esta inquietud compartida de inclusión financiera fue reconocido, y se otorgó al Agrocrédito el premio Interamericano a la Innovación Financiera y Empresarial por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Entre las instituciones microfinancieras de América Latina, Banco ADOPEM es considerada una entidad referente en el sector microfinanciero mundial. Atiende a 390.199 clientes, un 67% de ellos mujeres, y un préstamo promedio de 705 US dólares. El banco en 2016 ocupó la primera posición entre las instituciones microfinancieras de América Latina y Caribe con la mejor calificación a escala internacional en desempeño institucional y social.
Por nuestra parte, Fundación CODESPA es una organización sin ánimo de lucro con casi 35 años de experiencia, cuya misión es la creación de oportunidades económicas a las personas para que puedan, a través del trabajo, desarrollar sus capacidades y ser protagonistas de su propio desarrollo. En CODESPA contamos con un equipo multidisciplinar de profesionales comprometidos con cambiar el mundo, distribuidos en 13 países.
Y, por último, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) creada en 1988, constituye uno de los actores fundamentales de la Cooperación Española oficial, con una Ayuda Oficial al Desarrollo de 4.150,7 millones de euros en 2016.

Para llegar a desarrollar el Agrocrédito de forma sostenible, desde ADOPEM y CODESPA hemos tenido que afrontar una serie de retos y grandes desafíos para incursionar con éxito en el contexto rural y agropecuario. Han sido necesarias adaptaciones en las estrategias de gestión de riesgos y procesos internos, se han desarrollado adecuaciones tecnológicas de los diferentes dispositivos digitales y se han seleccionado y formado a los oficiales de crédito en conocimientos agropecuarios para poder hacer una adecuada valoración del riesgo y ofrecer asistencia a los productores en cuanto su negocio agropecuario se refiere.

Estas consideraciones estratégicas, así como las claves del éxito del proceso del desarrollo del crédito agropecuario, han sido compartidos por las tres organizaciones en la publicación: Crédito agropecuario para productores de pequeña escala, disponible en la web de CODESPA.

categorías:

Agricultura Capacidades Cooperación Desarrollo Economía Emprendimiento Medio Rural Noticias destacadas

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información