Historias

Ibercocinas: “Las propuestas de los grandes chefs no serían nada sin los saberes tradicionales”

Tihui Campos es representante de Ibercocinas y desde una visión de recuperación de la cocina tradicional, reivindica su importancia para la gastronomía iberoamericana.

Campos está recién llegada a la presidencia de Ibercocinas, uno de los últimos programas de cooperación iberoamericana que nació a la luz del boom de la gastronomía y que pretende no olvidarse de los orígenes de la cocina iberoamericana.

“Estamos apenas poniéndonos de acuerdo, va a ser interesante cómo mediamos los intereses del programa para que todos los países se sientan parte”, adelanta la mexicana.

Y pese a que el programa tiene mucho trabajo por delante, tiene claro que la actividad debe tener muy presente a las comunidades indígenas de la región y a las mujeres.

“Tenemos más de 245 pueblos indígenas en América Latina, es muy importante que ellos también tengan voz, no solo los gobiernos, los gobiernos deben ser facilitadores”, comparte.

Tenemos más de 245 pueblos indígenas en América Latina, es muy importante que ellos también tengan voz

Consciente de los peligros que implica abrir las tradiciones de las comunidades indígenas al resto del mundo –“vemos cómo un plato se pone de moda, se encarece y las propias comunidades no pueden comerlo más”- asegura que el acercamiento del programa a las personas indígenas no se hará de modo “folklórico”.

Así, apunta que esa aproximación no será “con intención de tomar lo que es llamativo ni folklórico y crear cocina que venda”: “hay platos de 100 euros y al productor le tocan 20 centavos”, se queja.

“La idea es que se reparta de manera equitativa el ingreso y el reconocimiento”, zanja.

Campos tiene claro que “si seguimos planteando que la gastronomía está encima de la cocina, vamos a crear más desigualdad” y en ese sentido pide que se tome en cuenta a quienes han sido y son las grandes protagonistas de la cocina, las mujeres.

“Son cultura viva”, asevera, de quienes explica que sus conocimientos no son “solo herencia” de sus madres y abuelas, sino que éstas “son mujeres que tienen saberes y métodos propios y son críticas con ellos para mejorarlos”.

Así, pretende que las instituciones y los gobiernos reconozcan la labor de las mujeres en un mundo en el que ellas están también invisibilizadas y donde los grandes nombres casi siempre corresponden a los hombres.

“Este programa tiene todas las herramientas y todo el poder de difusión para dar valor a las cocineras”, dice sobre Ibercocinas, desde donde quiere dar “reconocimiento a todas las mujeres, no solo a unas cuantas, sino a todas las que tengan propuestas”.

Pero no pretende quedarse en el reconocimiento, sino que quiere que Ibercocinas mejore la vida de muchas mujeres de la región quienes cocinando sufren enfermedades.

“La cocina con leña es muy rica, pero el humo causa enfermedades, cáncer de garganta, pero si a la gente le pones gas se quejan porque no les sabe igual, hay que buscar estrategias de innovación locales” para resolver este tipo de situaciones, insiste.

Innovaciones que también ve necesario usar para paliar otro de las grandes preocupaciones medioambientales del planeta, el consumo de plástico de un solo uso: “Podemos buscar una forma, como hojas de maíz, de plátano…hacer platos y vasos, pero de una manera que conserve la calidad y hacerlo desde lo local, que se pueda difundir en todo el programa y se reconozca quien lo haga”, agrega.

Y es que uno de los grandes retos que tiene Ibercocinas por delante es equilibrar la balanza entre productores y chefs, para que el reparto de los beneficios sea más equitativo de lo que es actualmente.

“Hay chefs y gastrónomos conscientes de que sin saberes tradicionales sus propuestas no serían nada. Nuestra parte es hacerlos dialogar, sin imponer, pero sí decir que si no reconoces al productor de cacao, no vas a tener un cacao como el te va a exigir el consumidor y ahí vas a perder”, ejemplifica.

Por ello el objetivo es “construir alternativas” para “crear terrenos de comercialización más justos”. “Y en esas estamos”, celebra.

Ibercocinas y el concurso «Sabor a Iberoamérica»

Recientemente han sido dados a conocer los ganadores de “Sabor a Iberoamérica”, el concurso organizado por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), los programas de cooperación IberCultura Viva e IBER- RUTAS y la iniciativa IberCocinas, para premiar recetas culinarias tradicionales que distintas comunidades migrantes han aportado a sus países de acogida en la región.

La iniciativa premió a diez recetas culinarias tradicionales que distintas comunidades migrantes de la región han aportado a sus países de acogida.

categorías:

Agricultura Cocina Cooperación Iberoamericana Cultura Gastronomía Gastronomía Sostenible Historias

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información