Actualidad

Una tesis doctoral es escrita en idioma quechua, se lee por primera vez en la universidad peruana

En Perú existen 48 lenguas originarias. De estas, la que tiene mayor cantidad de hablantes es el quechua, que en 2017 contaba con 3,8 millones de ciudadanos que la usaban, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática de Perú.

Por tal razón, cuando la profesora universitaria Rosa Quispe se planteó hacer su tesis doctoral sobre Yawar Para, el tercer poemario del escritor cusqueño Andrés Alencastre, compuesto por harawis o textos líricos andinos, pensó inmediatamente en hacerlo en idioma quechua.

“El quechua felizmente sigue vivo gracias a que lo hablamos, pero es necesario avanzar más, dar el salto a la escritura”

      Lírica andina

El trabajo de Quispe se tituló “Yawar Para, Kilku Warak’aq, Andrés Alencastre Gutiérrezpa harawin pachapi, Qosqomanta runasimipi harawi t’ikrachisqa, ch’ullanchasqa kayninpi”.

Esto puede traducirse como: “Yawar Para (Llanto de Sangre), transfiguración y singularidad en el mundo poético quechua del harawi cusqueño de Andrés Alencastre Gutiérrez, Kilku Warak’aq”.

Quispe estudiaba una maestría en lingüística, además de contar ya con un posgrado en gerencia de la educación de la Universidad San Antonio Abad en Cusco.

Nacida en la localidad de Acomayo, una de las provincias altas de Cusco, esta profesora considera un privilegio que ella y su padre hayan nacido en comunidades que hablan quechua.

“Todas las lenguas originarias que se hablan en Perú tienen sus propios legados de saberes, por lo que pueden y deben participar en la vida científica y académica”, dice.

“El quechua felizmente sigue vivo gracias a que lo hablamos, pero es necesario avanzar más, dar el salto a la escritura: no hay un uso decidido del quechua para producir y difundir un conocimiento adecuado a estos tiempos”.

      Un acto simbólico

El acto de defensa de la tesis en la Facultad de Letras fue muy diferente de los que habitualmente se realizan en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en Lima.

Las mesas del tribunal fueron adornadas para la ocasión con mantas andinas; la presidenta del jurado, la profesora Isabel Gálvez, condujo el evento en quechua; y la investigadora hizo un pago o agradecimiento a la tierra antes de empezar su disertación.

Quispe sostuvo hojas de coca en su mano, saludó en quechua a los apus o dioses de los cuatro puntos cardinales y luego envolvió flores y las hojas de coca en un pequeño manto y lo colocó sobre su tesis.

categorías:

Actualidad Cultura Indígenas


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información
Recibe una alerta cuando esté disponible un nuevo especial temático sobre la cooperación en Iberoamérica en nuestro portal somosiberoamerica.org
* campo requerido
Idioma

Secretaría General Iberoamericana usará la información que nos proporciones en este formulario para estar enviarte actualizaciones del portal Somos Iberoamérica e información relacionada.

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo click en el enlace del pie de nuestros emails.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.