Actualidad

Síntomas del coronavirus, la principal pregunta a la asistente virtual “Carina”

El chatbot gratuito contesta preguntas básicas, y también especializadas, sobre el coronavirus. Entrevistamos al equipo detrás de la iniciativa.

¿Qué es el coronavirus, a quién afecta, cómo me contagio? Estas son algunas de las preguntas que realizan los ciudadanos y que responde “Carina”, una asistente conversacional basada en inteligencia artificial (chatbot).

“Carina” fue desarrollada por el equipo de One Billion Bot, una empresa española liderada por el emprendedor y catedrático Andrés Pedreño, quién ofreció la tecnología para ser utilizada en los principales portales de información pública.

“El objetivo es ayudar a los servicios oficiales de información, incluidos los centros sanitarios, para que no colapsen y de esta manera puedan dedicarse a resolver casos más complejos”, le dice Pedreño a Somos Iberoamérica.

El chatbot tiene una tasa de respuesta del 91,61% y cada día mejora su capacidad de aclarar los temas que inquietan a numerosos seres humanos: contagio, síntomas, prevención, tratamiento y otras dudas relacionadas con la pandemia.

¿Qué es lo que más preocupa sobre el coronavirus?

Cuando la pandemia se inicia en un territorio o país determinado, los síntomas constituyen la mayor preocupación: representa el 39,2 % del total de preguntas.

preguntas sobre el coronavirus

Las 7 principales preguntas al chatbot sobre el coronavirus

A medida que pasan los días, las consultas cambian. Por ejemplo, luego de dos semanas de la llegada de la pandemia al país, las consultas sobre qué es el coronavirus y cómo protegerse disminuyen.

“Esto quizás pueda significar que tenemos una población mejor informada. Sin embargo, otras cuestiones como el seguimiento del número de contagiados se muestran como una inquietud en alza”, explica el presidente de One Billion Bot.

Ha sido muy útil poder disponer de información, vía la SEGIB, de las Agencias Nacionales del Medicamentos de Iberoamérica. Estamos en condiciones también de estudiar y adaptar información específica de cada país de cara a sus necesidades particulares

“Carina” extrae su información de fuentes oficiales como la OMS (Organización Mundial de la Salud), el Ministerio de Sanidad de España, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y artículos científicos. Adicionalmente, la información se enriquece con artículos de la prensa que se contrastan previamente.

“Ha sido muy útil poder disponer de información, vía la SEGIB, de las Agencias Nacionales del Medicamentos de Iberoamérica. Estamos en condiciones también de estudiar y adaptar información específica de cada país de cara a sus necesidades particulares”, añade Pedreño.

Según los datos recogidos por la herramienta, el país que inicialmente recibía más consultas era España. Posteriormente se sumaron países como Colombia, México y Argentina. “Colombia ahora representa prácticamente el 30 por ciento de las consultas”, asegura Pedreño.

Lecciones aprendidas

El equipo que desarrolló el chatbot debió afrontar varios retos. Uno de ellos era contar con información confiable, en un contexto de inicio y avance de la pandemia, y ante el bombardeo de noticias falsas.

Para ello se recurrió a las fuentes oficiales, además de verificar toda la información que nutren a “Carina”.

Otro de los desafíos fue el tono del lenguaje utilizado. “Debemos tener en cuenta que hablamos de situaciones personales que pueden ser delicadas (problemas económicos, pérdida de empleos, entre otros). Por eso, el tono conversacional del chatbot debe generar confianza”, explica el catedrático.

Y agrega: “Al respecto, fue de gran ayuda recibir indicaciones de los departamentos de psicología universitarios, especializados en estos temas”.

¿Por qué “Carina”?

Según Pedreño, un chatbot femenino genera hasta un 30% más de interacciones.

Su equipo buscaba un nombre “que se asociara en positivo”. “Intentamos que sea fácil de recordar y amigable. Finalmente elegimos Carina, que significa: La que irradia paz, amor y mucha sinceridad, precisa.

Los chatbots se alimentan de los datos para funcionar y para mejorar su capacidad de respuesta, pero al mismo tiempo la ciudadanía necesita confiar en el uso eficiente de la información.

“Cuando facilitamos datos, lo hacemos sobre estadísticas anonimizadas y agregadas sobre las que nunca se podrían inferir datos individualizados”, aclara Pedreño.

La asistente virtual está disponible para entidades públicas y organizaciones que quieran insertarlo en sus webs o servicios de información general.

categorías:

Actualidad COVID-19


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información
Recibe una alerta cuando esté disponible un nuevo especial temático sobre la cooperación en Iberoamérica en nuestro portal somosiberoamerica.org
* campo requerido
Idioma

Secretaría General Iberoamericana usará la información que nos proporciones en este formulario para estar enviarte actualizaciones del portal Somos Iberoamérica e información relacionada.

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo click en el enlace del pie de nuestros emails.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.