Actualidad

Próspera, inclusiva, sostenible… e intercultural.

I Encuentro de Altas Autoridades de Iberoamérica con Pueblos Indígenas

Los pueblos originarios, las mujeres y los jóvenes indígenas son receptores de discriminación estructural, marginalidad, exclusión y pobreza. En general, se ubican dentro de los quintiles más pobres de cada país. Las transformaciones económicas y sociales de las últimas décadas y los procesos de globalización han agravado las brechas con otros sectores sociales.

Trabajar en procesos de consenso que permitan sumar esfuerzos nacionales, regionales y globales a favor de la concreción de los derechos humanos en general y de los derechos de los pueblos indígenas en particular, es una necesidad clara.

En este sentido, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó en el marco de la Conferencia Mundial sobre Pueblos Indígenas en 2014 una resolución por la que los Estados miembro se comprometieron a adoptar, en cooperación y consulta con los pueblos indígenas, medidas a nivel nacional para alcanzar los fines de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

El pasado 5 y 6 de abril de 2018, más de ciento cincuenta líderes indígenas, ministras, ministros y representantes de Gobiernos iberoamericanos se dieron cita en La Antigua Guatemala para dialogar y abordar las problemáticas de los Pueblos Indígenas en el “I Encuentro de Altas Autoridades de Iberoamérica con Pueblos Indígenas”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta reunión ha sido la última parada de una ruta iniciada por el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe, FILAC en diciembre de 2017 que ha tenido dos momentos importantes de consulta a Pueblos Indígenas y Gobiernos: la Reunión Subregional de Pueblos Indígenas de Centroamérica y México de diciembre de 2017, en Ciudad de Panamá y la Reunión Subregional de Pueblos Indígenas de Sudamérica de febrero de 2018, en Lima.

Por su parte, la XIV Asamblea General del FILAC celebrada en Madrid en 2017 aprobó una resolución para impulsar un proceso de preparación y adopción de un Plan de Acción de Iberoamérica para la implementación de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, incorporando acuerdos y compromisos de los Estados miembro en este ámbito.

Este proceso ha servido para recoger los insumos para elaborar los documentos resultados de este primer Encuentro.

El objetivo del Encuentro era promover un espacio de diálogo y concertación entre Gobiernos y representantes de los pueblos indígenas para formular un posicionamiento iberoamericano sobre la implementación de los derechos de los pueblos indígenas, teniendo en cuenta la Agenda de Desarrollo 2030.

Este proceso se enmarca en el calendario de actividades de la Secretaría Pro Témpore de la Conferencia Iberoamericana, que recae sobre Guatemala y se desarrollará con antelación a la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno.

Este marco supone una gran oportunidad para aunar esfuerzos entre los diversos actores que intervienen en la toma de decisiones que conciernen a los pueblos indígenas en América Latina y el Caribe, para avanzar efectivamente hacia una “Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible”, lema de la XXVI Cumbre.

Los paneles temáticos desarrollados trataron los desafíos de Cooperación Sur-Sur en el marco del Plan de acción de Iberoamérica para la implementación de los Derechos de los Pueblos Indígenas; la responsabilidad empresarial en el cumplimiento de los Derechos de los Pueblos Indígenas; y la Agenda 2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los Pueblos Indígenas.

Esta actividad ha supuesto un gran avance para la incorporación de las demandas y contribuciones de los Pueblos Indígenas en el proceso iberoamericano, ya que participaron y dialogaron de forma paritaria con los Estados.

Durante su inauguración, Aura Leticia Teleguario, ministra de Trabajo y Previsión Social de Guatemala y representante del FILAC, destacó la importancia de este Encuentro como “un espacio para tejer una comunidad, una Iberoamérica incluyente que marque un hito en la historia de los pueblos indígenas” y añadió que “la toma de decisiones sobre el modelo de desarrollo debe ser compartida”.

Por su parte, María Andrea Albán Durán, Secretaria para la Cooperación Iberoamericana de la SEGIB, subrayó que “debe ser prioridad permanente de los Gobiernos el establecimiento de políticas que permitan asegurar las relaciones horizontales basadas en la justicia y la plena inclusión social para que nadie se quede atrás”.

Del mismo modo, Myrna Cunningham, presidenta del FILAC, recalcó la oportunidad histórica de aprobar el Plan de Acción y la Declaración de forma conjunta, pues “demuestra que se ha madurado en el movimiento indígena pero también que hay mayor voluntad política de parte de los Gobiernos de la región para reducir la desigualdad y eliminar el racismo y la discriminación que han caracterizado la historia pasada”. Asimismo, expresó que “no puede haber una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible, si no es también intercultural” refiriéndose al lema de la XXVI Cumbre Iberoamericana.

Dos documentos fueron aprobados por los Gobiernos y Pueblos Indígenas durante el Encuentro y constituyen el principal resultado del mismo: el Plan de Acción de Iberoamérica para la implementación de los Derechos de los Pueblos Indígenas y la Declaración de Iximuleu “Por una Iberoamérica próspera, inclusiva, sostenible e intercultural”.

Ambos serán elevados a la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en La Antigua en noviembre de este año.

categorías:

Actualidad Agenda 2030 Cooperación Iberoamericana Cumbres Iberoamericanas Derechos Desigualdad Identidad Inclusión Indígenas Interculturalidad Sociedad Civil

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información