A debate

¿Cómo reducir la brecha?

A pesar del crecimiento de la última década, América Latina sigue siendo la región más desigual del mundo, ¿cómo podemos terminar con este estigma?

América Latina tiene el triste honor de ser la región más desigual del mundo. A pesar del crecimiento económico experimentado durante la última década y del incremento de clases medias, esta tendencia no se tradujo en una mayor igualdad social. Una situación especialmente preocupante si se tiene en cuenta las perspectivas económicas, que ponen a la región ante la gran interrogante de conseguir sociedades más igualitarias en un contexto de incertidumbre como el actual.

¿Cómo participar? Puedes compartir tus aportes tanto en el Foro que se incluye en esta sección como en nuestras redes sociales. Cuéntanos qué medidas propondrías, cuáles crees que son los grandes problemas que enfrenta hoy la región y cómo podría reducirse esa brecha social que convierte a nuestras sociedades en desiguales.

El debate sigue también con las tribunas de Anna Ayuso, Ángel Melguizo y Diego Sánchez-Ancochea.

Voces
Germán Ríos

Germán Ríos

Director Asuntos Estratégicos CAF

Necesitamos políticas educativas que aseguren las mismas oportunidades

Gonzalo Fanjul

Gonzalo Fanjul

Investigador porCausa y ISGlobal

Las migraciones pueden ser un mecanismo para responder a las desigualdades

Pablo Gentili

Pablo Gentili

Secretario Ejecutivo de CLACSO

La desigualdad corroe las bases de la democracia y carcome la vida de la gente

Ahora, queremos escuchar tu voz, ¿qué opinas?

2 Comentarios

  1. Los gobiernos deben implementar políticas que procuren el disfrute de los derechos económicos, sociales y culturales de los ciudadanos y residentes de los mismos, la igualdad de condiciones en materia de acceso laboral para hombres y mujeres debe ser una de las mayores acciones que los gobiernos tomen para reducir la brecha, entre tanto que, se fortalezcan los sistemas educativos y de salud.

    Responder
  2. Existen diversos tipos de desigualdad asentados en Latinoamérica, dentro de éstos se encuentra aquel relacionado con los ingresos, donde seguramente la mala distribución de las riquezas (concentrada en minúsculos porcentajes de la población) sumado a los altos índices de corrupción y la baja calidad de las instituciones aportan a su arraigo en la sociedad, normalizando conductas indebidas y generando la cultura del conformismo. Así también se encuentra la desigualdad de género, lo cual limita las oportunidades de las mujeres menospreciando su importancia en la construcción de territorio.
    Afrontar estos problemas depende del compromiso que cada persona asuma en la promoción de un cambio social verdadero y sostenible. Asimismo, se necesita fortalecer el sistema educativo público con altos estándares de calidad y diseñar programas de cobertura estudiantil que se adapten a cada contexto para hacerlo accesible a todo tipo de población.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

categorías:

A debate Cohesión Social Desarrollo Desigualdad Inclusión

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar | Más información